martes, 15 de enero de 2013

Probando Feroca 

He cambiado la idea original de hacer  un soldado con un cachorro de tigre y el tigre se ha transformando en mono.
 He colocado tres fotos de esta figura para ver cómo con un pequeño cambio se puede conseguir más fuerza y expresividad.

Son tres poses:

 En la primera el fusil descansaba sobre el hombro. Me parece que se va todo el conjunto muy vertical y con poca fuerza en la silueta



 En la segunda tiene el fusil en el suelo y lo sujeta con la mano y la pierna. No me parece que tenga mucho atractivo para la vista en su volumen general.





En la tercera sujeta el fusil inclinado hacia abajo, cortando la figura en dos. Esta pose me parece que es la que mejor funciona.

 El recorte de la silueta es mucho más atractivo. La vista hace un recorrido más dinámico por la figura y sus puntos de interés, haciendo el siguiente recorrido circular:
Primero la vista se va a la zona del cruce de bandas en el pecho, la cara del mono y la cara del soldado. Bajamos por el brazo derecho hacia el fusil que nos dirige a la cola del mono y de esta para arriba otra vez.

A ver si finalmente termina así  o se me complica el mono y termina siendo un jarrón.

 Miguel Ángel Canarias

3 comentarios:

  1. magnifica figura estoy con lo que dices la ultima es la que mas me gusta, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Jose.
    He echado un vistazo a tu blog y me han gustado mucho tus figuras historicas. Veo que eres un admirdaor de Raúl García Latorre. Buen gusto, si señor.
    Miguel Ángel

    ResponderEliminar